HIGIENE VOCAL: Medidas encaminadas a mantener la salud

22-Sep-2016

 

La higiene vocal se refiere a una serie de pautas e indicaciones que tratan de prevenir lesiones laríngeas.

La voz es, en muchas profesiones, la herramienta principal y, por tanto, debemos llevar a cabo una prevención vocal que nos aleje de trastornos o lesiones laríngeas, que en la mayoría de las ocasiones son causados por un mal uso o abuso vocal.

 

Este tipo de medidas son válidas tanto para adultos como para niños. Sin embargo, en el caso de las disfonías infantiles el desencadenante principal es la  imitación: los niños copian el modelo de los padres (si mamá me grita desde la otra punta de la casa para decirme que ya está la cena, yo hago lo mismo si necesito que me acerque mi coche de juguete); ¡es muy importante dar un buen modelo a los niños!

 

Las siguientes pautas van dirigidas, especialmente, a las personas que forman parte del colectivo de profesiones que trabajan con la voz (profesores, cantantes, teleoperadores, etc.). Sin embargo, la higiene vocal es preventiva, y por tanto todos podemos eliminar nuestros malos hábitos vocales haciendo uso de estas indicaciones.

 

Prevención vocal ambiental:
 

  1. Importante mantener una humedad del 70  o 75%

 

  1. Polución:
    - Evitar inhalar el polvo

    - Evitar tóxicos ambientales: la lejía, el amoniaco, son vapores astringentes, y provocan sequedad de la mucosa (utilizar mascarilla).
    El humo del tabaco deja partículas tóxicas en suspensión.

    - Ventilar y renovar el aire
     

  2. La climatización artificial disminuye la humedad

 

  1. Los alérgenos provocan la inflamación activa de las mucosas

 

  1. En relación con la retroalimentación auditiva, cuidar los ambientes ruidosos: con ruido no me oigo, y hablo más fuerte

 

 

Prevención vocal personal:

 

  1. No competir con ruido ambiente
     

  2. No producir voz forzada.
    Intenta hablar a volumen bajo en lugar de susurrar, ya que los susurros fuerzan las cuerdas vocales.
     

  3. El alcohol es un irritante laríngeo indirecto: disminuye el tono muscular esofágico, favorece el reflujo y espesa la saliva (intercalar con agua).
     

  4. No inhalar irritantes laríngeos (tabaco-disolventes). Producen daño muscular tanto nasal como laríngeo.
     

  5. No abusar de comidas irritantes o picantes
     

  6. Importante realizar una respiración nasal, ya que el aire se filtra, se humedece por el moco y se calienta por los capilares.
     

  7. Evitar cambios bruscos de temperatura:
    - con el aire frio las cuerdas vocales se contraen, y se lesionan si se habla (utilizar pañuelos, bufandas, etc.)
    - con el calor se dilatan, están inflamadas y cuesta más hablar
     

  8. Evitar hablar mientras llevamos las bolsas de la compra, tenemos al niño en brazos, estamos empujando algo, etc.: cuando hacemos fuerza, la laringe está en tensión, y si hablamos en ese momento, ¡¡la estamos forzando!! (Prueba a empujar algo con todas tus fuerzas y suelta aire a la vez…. si queremos seguir empujando tenemos que forzar más la laringe)
     

  9. ¡Ojo! Cuando hablamos girando únicamente el cuello, ¡podríamos dañar una cuerda vocal! Ya que una está ejerciendo más tensión que la otra. Gira todo el cuerpo si quieres hablar al que está a tu derecha.
     

  10.  Evitar la tos y el carraspeo: si necesitas aclararte la garganta, saca todo lo que puedas la lengua y provoca la tos en esta posición.
     

 

Please reload

Destacados

¿Qué es la estimulación temprana?

August 16, 2016

1/1
Please reload

Últimas noticias
Please reload